Tipos de Cosplay 2020

tipos de Cosplay

Tipos de Cosplay y terminología.

Empecemos con un poco de terminología del Cosplay.

Cosplay (Kosupure en japonés): contracción de costume play. Se traduce como el juego del disfraz. Consiste, en muy pocas palabras, en imitar lo más fielmente posible al personaje al que se quiere representar mediante un disfraz y una buena dosis de interpretación. Es una comunidad artística, una cultura a nivel global que vino para sembrar la paz y el arte.

Props: la palabra prop se usa en el mundo del teatro o el cine y se traduce como utillaje o atrezo. Los props son, por tanto, los accesorios que terminan dando más realismo y vida a los disfraces (pelucas, armas, armaduras, maquillaje…).

Cosplayer: contracción de costume player. Es la persona que viste un disfraz dando vida al personaje en el que ha basado su traje. Un buen cosplayer interpretará su personaje lo más fielmente posible mediante cualquiera que sean las características o particularidades que este posea (cante, baile, artes marciales…).

Cosmaker: contracción de costume maker. Creador de los disfraces. Utiliza varias técnicas de confección y fabricación: costura, manualidades, foam… Todo DIY. Esta modalidad no requiere posar con los trajes ni interpretar. Normalmente los que hacen los disfraces son cosplayers y modelos. Aunque no tiene por qué ser así.

Cosmodel: contracción de cosplay model. Es la persona que hace de modelo de cosplays, y que posará lo más fielmente posible para dar vida a su personaje. Esta modalidad no requiere de interpretación, ya que el objetivo es normalmente una sesión de fotos.

Propmaker: el creador de los props. El propmaker utiliza una variada serie de técnicas para elaborar accesorios de la mayor calidad para que ayuden a dar más vida y realismo al disfraz.

Otaku: en Japón el termino se refiere a la persona con aficiones obsesivas en cualquier campo, pero sobre todo en Anime y Manga. El equivalente a “friki” o “nerd”, pero también es sinónimo de fan sin ese tinte peyorativo. Fuera de Japón se usa para designar a aficionados de la cultura japonesa, en especial del manga, anime, cosplay. También súper fans de videojuegos, series y películas.

Kameko: son los fotógrafos que inmortalizan el trabajo de los cosplayers.  Los encargados de transmitir el buen trabajo de un cosplayer. Un buen cosplay siempre requiere un buen kameko.

Masquerade: es un espectáculo celebrado en convenciones otaku donde los cosplayers tienen la oportunidad de competir, no solo por la calidad de sus cosplays, sino también por la interpretación de su personaje. Oportunidad de oro para los asistentes de ver los mejores cosplayers en acción encima de un escenario. Los ganadores de esta competición desfilarán en pasarelas de otros eventos.

Veamos ahora las diferentes modalidades de Cosplay con los que nos podemos encontrar:

Crossplay: contracción de cross-dressing y cosplay. Esta variante consiste en dar vida a un personaje del género opuesto. La dificultad no reside en el disfraz en sí, sino en la caracterización del personaje. Aparentemente genera cierta polémica por ser un tipo de cross-dressing. En Japón, a menudo se vincula a los hombres que practican esta modalidad con cierta afición a la temática Yaoi. Son las mujeres las que más practican el crossplay, ya que normalmente buscan personajes masculinos de físico muy delgado y rasgos andróginos. Personajes que suelen abundar en animes y mangas. Un buen ejemplo de crossplayer que está en el top es Zachary Scuderi “Sneaky”, aunque “Knightmage” lo practica bastante también.

Animegao: significa literalmente: anime y cara (cara de personaje de anime). Esta modalidad ha llamado bastante la atención en países como Estados Unidos o Canadá. Se relaciona directamente con el kigurumi. Con la diferencia de que pretende acercarse más al personaje al que se quiere interpretar, y por lo tanto requiere customización.

Kigurumi Kigurumi: de las palabras japonesas “kiru” (vestirse) y “nuigurumi” (animal de juguete caracterizado). Consiste en ponerse disfraces de cuerpo entero de animales, sin fines comerciales, y como parte de una moda callejera originada en Japón (cada vez más extendida por el resto del mundo). Al que lleva un kigurumi por la calle se le denomina kigurumin.A los trajes se los suele llamar “disguise pijama”. Esta modalidad es una versión muy light del cosplay, ya que no requiere de interpretación ni customización. Solo diversión 🙂

Furries: furry significa “peludo”, y hace mención al interés o la afición por los trajes de animales antropomórficos (que tienen comportamientos humanos). Podríamos decir entonces que esta variante consiste en disfrazarse de un peluche que representa a un personaje de ficción antropomórfico. Esta modalidad es pariente del kigurumi. Al traje de furry se le llama fursuit. La comunidad furry (o furry fandom) ha desarrollado técnicas para mover los ojos y la boca de los fursuits, haciéndolos cada vez más sofisticados y reales. Cabe también destacar que los furries atienden mayormente a finales comerciales.

Crossover: literalmente mezcla de estilos cosplay. Consiste en la mezcla de dos personajes de ficción en un mismo disfraz. Esta es uno de los subgéneros que más me gustan por la dificultad que supone la planificación y elaboración de los trajes. Ha sido tachado de no pertenecer al cosplay por los más puristas del género, pero desde mi punto de mi vista es mucho más original. Es un concepto muy amplio, ya que se pueden fusionar diferentes personajes, tipos de historia o géneros. También aplicar un estilo concreto como el steampunk (entre muchos otros) a un personaje específico. Las reglas las pone el cosmaker (o el cosplayer).

Gender bender: literalmente transgresor de género. Esta modalidad (también conocida como gender swap) también genera polémica. Consiste en cambiar el género original del personaje al que se quiere dar vida. A diferencia del crossplay no intenta imitar al máximo las características de un personaje del género opuesto, sino lograr la mejor versión de lo que sería ese personaje si fuera de diferente género. Se mantiene la esencia del personaje original, jugando con los elementos necesarios para crear un gender bender competitivo. Esta variante está inspirada en animes como Ranma ½ o Himegoto.

Mecha: del japonés meka (o del inglés mecha, de mechanical). El término en sus orígenes hace referencia a los robots tripulados por un humano, ya sea desde fuera o desde dentro del robot (Tetsujin 28-go, Mazinger Z). Esta es probablemente la variante más espectacular visualmente. Implica una planificación y elaboración que no están al alcance de cualquiera. Se requiere de cosmaking, propmaking, y todo tipo de materiales como pueden ser metales, espuma y vidrios. Los resultados finales son simplemente impresionantes.

O.C. (Original Character): del inglés personaje original. Consiste en crear un personaje de ficción propio. Esto genera polémica y críticas por no seguir la pauta de imitar a un personaje ya existente, ya que no existe una base en la que apoyarse a la hora de evaluar el disfraz. Sinceramente, en mi opinión, crear un personaje nuevo de la nada tiene mucho mérito. Hay gente que cobra un pastón por ello.

Fanservice: básicamente, representa la parte más picante de los animes o mangas. La que deja el contenido a un lado para sexualizar a los personajes y mostrarnos la parte más superflua de la historia. Se materializa posando con disfraces de maids, colegialas, o conjuntos bastante insinuantes. El fin es satisfacer las fantasías sexuales de los más fanáticos del género. También se interpretan escenas cómicas.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te suscribes a nuestro newsletter?

    No te pierdas nuestras ofertas y novedades. Prometemos no ser cansinos :)